INTRODUCCIÓN

México es considerado como uno de los países megadiversos, ocupando el tercer sitio a nivel mundial. Entre las razones que explican la gran biodiversidad que en él existe está su situación geográfica, que lo ubica en dos regiones biogeográficas, la Neártica y la Neotropical y la confluencia de ambas; así como su gran heterogeneidad fisiográfica, climática y ecológica. Su gran riqueza se comprueba al observar la variedad de organismos que aquí habitan (Llorente et al., 1996).

Cuando se habla de la diversidad de México, se hace gran énfasis en los vertebrados mexicanos, sin embargo poco se habla al respecto de los invertebrados como es el caso de los artrópodos. El Phylum Arthropoda constituye el 85% del total de la fauna mundial y representan el 65% de toda la diversidad de especies conocida, calculada en alrededor de 1.7 millones de especies; para el país no existe una estimación, ya que los artrópodos han sido poco estudiados e incluso existen taxones sin revisión desde el nivel taxonómico de orden (Llorente et al., 1996).

Dentro de este Phylum, después de los cinco grandes órdenes de insectos (Coleoptera, Hymenoptera, Lepidoptera, Diptera y Hemiptera) y la clase Acarida, las arañas, forman uno de los grupos de invertebrados más diversos del mundo ocupando el séptimo lugar (Coddington y Levi, 1991 y Hoffman, 1995). Mundialmente se conocen 150 familias, 3,000 géneros y 34,000 especies aproximadamente (Jiménez, 1996), sin embargo, se ha calculado que el número de especies que faltan por describir asciende a 170,000 (Coddington y Levi, 1991). En México se han encontrado 62 familias, 413 géneros y 2506 especies (Jiménez, 1996); se estima que estas cifras están muy por debajo de lo que debe ser la realidad, pues tan sólo en este país falta mucho por colectar y conocer de la fauna aracnológica (Coddington y Levi, 1991; Hoffman, 1995 y Jiménez, 1996).

Estos invertebrados deben su diversidad a su alta capacidad de adaptación al medio, ya que pueden habitar desde las montañas más altas hasta las cuevas más profundas, los desiertos secos y cálidos, zonas muy frías, dunas, zonas de intermarea e incluso algunas especies han invadido el medio dulceacuícola y salino. En resumen, se puede afirmar que se les puede encontrar en todos lugares, excepto en el medio aéreo y mar abierto (Foelix, 1996), además es posible que donde exista cualquier tipo de vida terrestre, haya arañas relacionadas a ella (Turnbull, 1973), porque a pesar de ser carnívoras, esto no es límitante para su sobrevivencia ya que su alimento puede ser casi cualquier artrópodo y algunos vertebrados (peces, ranas y aves pequeñas), una muy buena razón para considerarlas imprescindibles en casi todos los ecosistemas (Rod y Ken, 1994).


Breve panorama de la situación de los estudios realizados con Arañas mexicanas

Las arañas mexicanas han sido bastante estudiadas, aunque no totalmente estudiadas, en el sentido de que se tienen colecciones de miles de ejemplares, pero en ellas no esta representada toda la fauna aracnológica del país, además, es lamentable que las colecciones más completas de arañas mexicanas se encuentren en los países de Estados Unidos de Norteamérica, Inglaterra y Francia (Jiménez, 1996) ya que en México sólo existen pequeñas colecciones en algunas instituciones del país como en los estados de Baja California Sur, Chiapas, Veracruz, Nuevo León y Distrito Federal. (Jiménez, 1996). Es por ello, que la finalidad de esta página es dar a conocer esa riqueza de nuestro país.


Literatura Citada.

Coddington, J. A. y H. W. Levi. 1991. Sytematics and evolution of spiders (Araneae). Annu. Reav. Ecol. Syst., 22:565-92.

Foelix, R. F. 1996. Biology of spiders. Segunda Edición. Oxford University Press. New York. 330p.

Hoffman, A. 1995. El Maravilloso Mundo de los Arácnidos. La ciencia desde México. No. 116. México 1997. 166p.

Jiménez, Maria-Luisa. 1996. Araneae, en Biodiversidad, Taxonomía y Biogeografía de Artrópodos de México, capitulo 11. Instituto de Biología, UNAM. México. Pp 83-101.

Llorente, J. B., Gonzáles, E. S., García, A. N. A. y Cordero C. 1996. Breve Panorama de la Taxonomía de Artrópodos en México en Biodiversidad, Taxonomía y Biogeografía de Artrópodos de México, Capitulo I. Instituto de Biología, UNAM. México. Pp. 3-14.

Rod y Ken Preston-Mafham. 1994. "Spiders of the world". Facts On File. An Infobase Holdings. Hong Kong. 187p.

Turnbull, A. L. 1973. Ecology of true spiders (Araneomorphae). Annual Review of Entomology. 18:305-348.

English version
Deutsche Version
Investigación

y Texto :

Irma Gisela Nieto Castañeda

Miguel Correa Ramirez

Rainer Ehlert
Fotografía :
Diseño Página :
Traducción por :